4 Tradiciones curiosas de Reino Unido

Tradiciones curiosas de Reino Unido

Si estás interesado en viajar o realizar una estancia lingüística en Reino Unido, es importante que conozcas algunas de las tradiciones curiosas de Reino Unido, pues conocer sus costumbres, te ayudará a comprender a sus ciudadanos, relacionarte mejor y disfrutar mucho más tu experiencia en el extranjero.

"Tradiciones curiosas de Reino Unido"

Pubs

El término pub es la abreviación de Public House (casa pública). Esta denominación viene de un decreto, que obligaba a los dueños de posadas y tabernas a dejar entrar a sus establecimientos, por ley, a cualquier persona siempre que sus condiciones fuesen razonables.

Los pubs se han convertido un símbolo de la vida social en Reino Unido: se puede comer, beber, conversar y relajarse. En estos tradicionales lugares, se paga siempre en la barra al hacer tu pedido.

Algunos tienen música, en ocasiones hasta en directo, la mayoría muestran eventos deportivos en todo momento en grandes pantallas planas. Otros admiten niños hasta que se hace de noche, mientras que también los hay con ruidosas gramolas y tragaperras. Pero la comida, la bebida y la interacción entre los parroquianos nunca desaparecen.

"Tradiciones curiosas de Reino Unido"

Rugby

El rugby nació en Inglaterra y rápidamente se expandió por el resto del mundo. Desde sus comienzos ya era un deporte donde premiaba el contacto físico y el juego con la pelota, aunque se concibió completamente diferente a lo que conocemos actualmente.

Desde los orígenes mismos del rugby y el fútbol actual se definieron como el alter ego del otro: fuerza contra habilidad; juego limpio contra juego desleal, etc. Un antiguo dicho británico dice que «el fútbol es un juego de caballeros jugado por villanos y el rugby es un juego de villanos jugado por caballeros».​ En el rugby es característico el respeto a las reglas que deben practicar tanto los jugadores como el público, y las decisiones del árbitro rara vez son discutidas por los jugadores. Además, se fomenta la sociabilidad, dándose generalmente entre compañeros de equipos y oponentes una cordial reunión después de los partidos, denominada tercer tiempo, junto con los árbitros, entrenadores y parte del público, para hablar acerca del partido.

"Tradiciones curiosas de Reino Unido"

Cashback

Esta práctica, muy extendida en muchos supermercados, consiste en pagar con una tarjeta de débito un importe superior al de la compra efectuada y recibir en efectivo la diferencia. Se trata de una manera forma rápida de obtener algo de efectivo sin necesidad de ir a un cajero automático.

Imagínate que vas a comprar al supermercado o a repostar gasolina y haces un gasto de 50 euros. Al pasar por caja, solicitas 20 euros en efectivo. Así, al ir a pagar con tu tarjeta, te cobrarán 70 euros. Práctico, ¿verdad? Ten en cuenta que puede haber limitaciones al importe diario que puedes solicitar, pero bastará para satisfacer a la mayoría de clientes.

¿Y qué coste tiene? Para el cliente y además, el comercio logra una pequeña comisión a cambio. A su vez, el banco ofrece un servicio adicional a su clientela complementando el servicio de sus oficinas y cajeros automáticos.

"Tradiciones curiosas de Reino Unido"

Cementerios Turísticos

Es bastante curiosa esa costumbre, pero es una actividad muy común en tierras inglesas. En Londres, por ejemplo, hay muchos cementerios que son considerados puntos turísticos. El Highgate Cemetery es uno de los más frecuentados por los nativos y turistas, tiene el túmulo de Karl Marx, filósofo y revolucionario socialista – como su principal atracción.

La mayoría de los cementerios del Reino Unido fueron construidos por los victorianos, diseñados como jardines paisajísticos y como lugares de descanso eterno.

Hoy en día, estos espacios verdes proporcionan hábitats para la vida silvestre y ofrecen momentos de calma, a menudo en medio de ciudades concurridas. Además, siempre hay algo interesante que ver en un cementerio. Desde una arquitectura exagerada inspirada en el antiguo Egipto hasta espeluznantes tumbas enjauladas destinadas a disuadir a los ladrones de cadáveres.